Warm-Edge. El mejor rendimiento en vidrio aislante.

En el sector de la construcción se lleva años considerando la eficiencia energética un factor clave a la hora de idear un edificio y en este camino las puertas y ventanas son claves. Alta eficiencia energética, larga vida útil y confort interior son factores clave para el diseño de edificios sostenibles.

Los espaciadores Warm-Edge son un avance revolucionario en el aislamiento del vidrio en acristalamientos de dobles o triples hojas.
Estos espaciadores sirven para separar y aislar las hojas de vidrio entre sí. La cavidad creada entre las láminas reduce la transmisión de calor a través del centro del vidrio, mientras el uso de un espaciador warm-edge reduce la transmitancia térmica a través del borde del vidrio.

El término Warm Edge indica la interacción térmica del cristal, el marco de la ventana y el perfil del sellado periférico, creando un ‘canto del cristal cálido’.

¿Qué ventajas tiene el warm-Edge?

– Creamos cerramientos de alto rendimiento energético lo que se traduce en ahorro de energía en cualquier época del año.

– Independientemente de la temperatura exterior, el warm-edge reduce la circulación de aire cerca de la ventana lo que supone la reducción de formación de condensado en la periferia de la ventana. Se deposita menos agua en la parte interna del marco previniendo la formación de moho, modificaciones del color y manchas de agua en el propio marco.

– Esto implica a su vez una mayor y mejor vida útil de la ventana.

Calidad tecnológica

Estos espaciadores se consideran híbridos porque están hechos de una combinación de polipropileno y acero inoxidable ultrafino que mejora notablemente el aislamiento térmico gracias a su baja conductividad térmica. 

Como resultado, nuestros espaciadores híbridos cumplen los estándares de calidad más altos de estanqueidad y además, los diferentes diseños del perfil permiten adaptarse a todo tipo de necesidades, desde una pequeña ventana hasta acristalamientos exteriores de gran tamaño.